Cada vez está más próxima la reubicación de El Bosque Pintado de Oma para salvar la obra de Agustín Ibarrola, que tanta admiración suscita en todo el mundo. La Diputación foral de Bizkaia retomará cuanto antes el proyecto de réplica del paraje artístico en otra zona arbolada de la Reserva de Urdaibai, tras paralizarse los trabajos para elegir su nuevo emplazamiento por la crisis del coronavirus SARS-COV2 (covid-19).

Y miles de aficionados a esta obra única y referente de ‘Land Art’ podrán volver a disfrutarla en su añorada plenitud.

width=600

Según ha confirmado la diputada foral de Euskera, Cultura y Deporte, Lorea Bilbao, la elección de la ubicación se ha visto condicionada por la pandemia, al igual que la plasmación de la idea artística definitiva y la materialización de su presupuesto final.

La responsable foral ha comparecido en comisión a petición propia para informar de la situación del proyecto de rehabilitación del también conocido como ‘El Bosque Encantado’, en el que trabaja uno de los hijos de su autor, José Ibarrola, junto a un equipo de creadores de la UPV/EHU que replicarán la idea en otro emplazamiento.

Traslado del concepto de ‘El Bosque de Agustín Ibarrola’

Lorea Bilbao ha trasladado a los grupos junteros el compromiso de la institución foral con la familia, pero precisando que es imposible hacer una réplica exacta de la obra que plasmó Ibarrola en el bosque de Kortezubi, por lo que ha señalado que más que de una reproducción de las pinturas, se tratará de un traslado del concepto.

En su comparecencia, la diputada foral ha defendido la labor de la Diputación desde que adquirió la obra, cuya labor ha consistido en cuidar y mantener tanto la obra como el bosque, hasta que tuvo que ser cerrada al público por motivos de seguridad.

width=600

Una obra artística perenne

En este sentido, Elkarrekin Bizkaia le ha pedido que no se escoja un pinar para trasladar la obra, ya que esta especie representa un modelo de gestión de bosque caduco y lo que se quiere es mejorar la longevidad de la nueva obra.

La decisión de trasladar el concepto artístico del bosque de Ibarrola surgió después de evidenciarse que los pinos que ahora albergan las pinturas estaban terminando su ciclo vital y se encuentran dañados por la enfermedad denominada banda marrón, ha explicado la diputada.

width=437

Como ha recordado, esta decisión fue dada a conocer en febrero por el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, en una conferencia de prensa acompañado por José Ibarrola, semanas antes de que se decretara el estado de alarma, situación que ha trastocado los planes iniciales de la Diputación.

El Bosque de Oma se encuentra ubicado en la localidad vizcaína de Kortezubi, próximo a la Cueva de Santimamiñe y del domicilio del artista, Agustín Ibarrola. Se trata de una expresión de la tendencia contemporánea conocida como land art, una corriente creativa que surge a finales de los 60 y que tiene como finalidad trasladar el trabajo artístico a la naturaleza, utilizando el paisaje como marco, soporte y materia prima.